Uruguay y el Caso Sendic: la defensa de los estúpidos y los 'embates' de la 'derecha'

En la óptica de la colectividad de partidos políticos que hacen al Frente Amplio, todo lo que se dice y menciona sobre la 'brillante trayectoria' académica y empresarial del Licenciado y actual Vicepresidente de la República Oriental del Uruguay, Raúl Sendic, se explica a partir de un 'embate de la derecha y los medios de comunicación'.

Para este colegiado de partidos -lo mismo entienden sus integrantes-, 'los de la derecha son todos aquellos que no pertenecen al Frente Amplio'. Alarmante tontería, difundida por no pocos medios de comunicación social.



Esto es, que toda persona ajena al conglomerado tupamaro-comunista, al ser 'de derecha', pierde automáticamente todo derecho a opinar y/o denunciar.

Mientras tanto, los estúpidos de oportunidad ensayan una defensa, con el objetivo de 'maquillar' la mentira del brillante 'universitario' y administrador de empresas.

Se asiste a un momento aciago en el Uruguay, en donde todo termina siendo sujeto a un peligroso y preocupante revisionismo. Al poner el foco sobre los aspectos más profundos de la historia reciente del país, parece ser que todos exhibían 'conductas degradantes'; se llega al perverso menoscabo de las condiciones morales de las personas.

En tal sentido, lo que asoma más preocupante es la calificación que hoy se hace entre 'izquierdistas' y 'derechistas'.

Si acaso se denuncia el eventual resurgimiento del accionar guerrillero, ¿esto es ser de derecha? Pues, entonces, quien esto escribe puede ser calificado como 'de derecha'.

Si rechazar el aborto y estar en contra del consumo de drogas y del tráfico de las mismas equivale a ser 'de derecha', nuevamente, me pregunto: ¿seré 'de derecha'?

Si por reclamar por nuestro primer derecho humano -a saber, el derecho a la vida que, al parecer, a los uruguayos se nos niega-, ¿seré 'de derecha'?

¿Seré, acaso, 'de derecha' por mostrarme en desacuerdo con el perverso sistema educativo impuesto por el gobierno en Montevideo?

¿Me cabe el mote 'de derecha' por denunciar la corrupción que amenaza y aplasta al pueblo, no rindiéndosele cuenta alguna por parte de los responsables?

¿Perteneceré a 'la derecha' por reclamar una jubilación y una vida digna para nuestros ancianos?

¿He de ser etiquetado como perteneciente a la 'derecha' por querer rendir homenaje a personas que respeto y rescato, por ser asesinados en su oportunidad por hordas de la guerrilla?

Si me parece repugnante la sumisión de la 'obediencia debida' desde la cual los legisladores del gobierno levantan sus brazos para votar todo aquello que decidiera el Soberano, sin mediar discusión, ¿seré 'de derecha'?

En este escrito, me he ocupado de llevar a cabo mi palinodia. Es de esperar que los guerrilleros hagan lo propio, por cuanto uno entiende -al menos, así parece- que pertenecen a 'la izquierda'.

Finalmente, será útil preguntarse: si, ante este escenario, uno es 'de derecha', ¿cuál sería el problema con eso?

¿No podría suceder que, en rigor, es abrumadora la cantidad de ciudadanos uruguayos que evaluamos la realidad de este modo, pero que muchos de ellos aún no se atreven a expresarse debido al 'terror residual' que fuera sembrado en los años setenta y que hoy todavía resulta efectivo a la hora de ahogar la propia opinión?

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo